“El delicado equilibrio”

"El delicado equilibrio"

 

 

Somos personas, pero ante todo seres vivos.

Buscamos naturalmente en todo momento, haciendo movimientos y ajustes, un equilibrio, el mejor para cada momento, claro que es variable todo el tiempo.

Entre las demandas internas y las exigencias del ambiente buscamos satisfacer nuestras necesidades en constante proceso recursivo.

Así es la vida: hay momentos donde tenemos sentimientos de plenitud, satisfacción, porque así estamos y otros  donde percibimos que algo falta, sensación de carencia, o quizá sobra de exceso… allí es donde la percepción, el registro y la búsqueda se ponen en marcha para re-establecer el equilibrio.

La retirada, el contacto, el encuentro , es una cuestión de afinación personal con las percepciones de nuestro mundo interno y externo para estar a la altura  y en una proporcionalidad adecuada,  no muy desbalanceada  para un lado de sobreadaptación, donde nuestros parámetros se sobrecargan y por ende descompensamos el sistema, teniendo signos de desgaste, cansancio, síntomas somáticos,  enfermedades ….donde la mirada esta puesta en el olvido de mi persona para atender exageradamente los requerimientos del ambiente; ni tampoco en una situación de encierro personal, donde el afuera no es parte de mi gestalt, y el mundo y sus estímulos quedan excluidos de mis movimientos,   el otro no me importa las circunstancias no me afectan, y yo sigo mi camino sin registro de la situación en la que me encuentro.

Por eso, el delicado equilibrio personal: en lo que sucede en mi interior, en una constante adecuación con mi situación que me rodea,  es de vital importancia para la conservación de mi salud; ante todo:  yo y mi entorno en un ajuste optimo  en donde ambos nos movemos hacia un  equilibrio   creativo  y mejor despliegue de ambos.

Lic. Silvina Otero

Psicóloga.

Article written by

Fundadora de Espacio Gestalt Almagro